Respondamos Un texto a la vez

¿Qué quiere decir un determinado texto? Aquí analizamos el contexto para no decir un pretexto, y dar respuesta oportuna acerca de algo que se cree según un determinado pasaje de la Escritura.

¿Quién es Jesucristo?

Ningún tema es tan importante como la identidad de Jesucristo. La cristología correcta puede ser una piedra de tropiezo para muchos, y aquí le damos muchísimo valor. ¿Qué piensa usted de Jesús?

El Catolicismo, ¿es la verdad?

Para algunas personas de muy buena intención el catolicismo es la pura verdad, y un absoluto amén a todo lo que dice la iglesia de Roma. Pero vayamos a la Biblia y ver con qué nos encontramos...

Sección de descargas

En esta sección hemos preparado una serie de herramientas de las cuales podrá disfrutar gratuitamente a fin de poner en práctica la defensa del evangelio.

¿Qué creen los testigos de Jehová?

Sección dedicada al polémico grupo religioso que ha editado su propia versión de la Biblia acomodada a sus doctrinas. Aquí obtendrá detalles para conocer y responder a los miembros de la Watchtower.

Testimonio de Cipriano Valdés Jaimes, ex sacerdote Católico



No cabe dudas de que usted y yo, en una u otra ocasión, hemos visto un hombre vestido de un manto largo negro, a veces blanco, camina do con sus manos cruzadas y con una serena expresión en su rostro Nuestra primera idea puede haber sido de que estábamos mirando a "un dios vestido como un hombre", para usar una expresión común en ciertos círculos. En realidad, era un sacerdote católico romano, una figura en un velo de misterio.

Yo, Cipriano Valdés Jaimes, era uno de estos sacerdotes. Nací en Michoacán, México, en una familia católica devota, y recibí mi educación primaria bajo la mirada vigilante de los que me enseñaron a observar la frecuente confesión y la comunión diaria. Cuando llegué a la edad de doce años, llamé a la puerta del Seminario Diocesano en Chilapa, en el estado de Guerrero. Durante cinco largos años estudié el latín de Cicerón y Virgilio. Por tres años mi mente fue llenada de la filosofía de los escritores griegos. Con gran cuidado me sometieron a la enseñanza de teología donde aprendí los dogmas del romanismo. Finalmente, el 18 de octubre de 1951, el día de San Lucas el Evangelista, fui ordenado sacerdote.

Sinceramente engañado
En ese día, mediante la imposición de las manos del obispo, se me otorgaron los poderes increíbles, engañosos y falsos que la Iglesia Católica Romana pretende dar a un hombre para engañar a otros. Se me otorgó la capacidad de perdonar los pecados de los hombres, tanto adentro como afuera del horrible confesionario. En ese día recibí el poder sacrificar a Cristo una y otra vez en un altar a mi gusto y antojo. Ahora podía librar almas del purgatorio, un lugar inventado por Roma, mediante un ritual mentiroso y lucrativo. Esta es la innegable enseñanza de la Iglesia Romana de que antes de ir al cielo las almas de los hombres deben pasar a través de dicho lago de fuego. ¡Cuán lejos de la verdad! ¡Qué error! No obstante, eso es lo que yo creía como resultado de la obra penetrante y meticulosa en Dogmática y Teología Moral. Por tanlo, cuando se me dijo que tenía poder para perdonar los pecados de mis congéneres, acepté el hecho de todo corazón, sin darme cuenta de que perdonar pecados es un atributo divino. Esto no puede delegarse a ut hombre. La Escritura dice: "Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados" (Isaías 43:25); "¿Quién  puede perdonar pecados sino sólo Dios?" (Marcos 2:7). Durante veinte años en el sacerdocio católico romano yo participé en esta práctica ridícula, vergonzosa y antibíblica de escuchar diariamente las flaquezas de la sociedad, incluyendo a militares, profesionales y políticos. Yo era el direcIor espiritual en las escuelas. Durante un año ocupé el cargo de Cura Párroco Adjunto, y durante diecinueve años fui Cura Párroco. Tenía sacerdotes asistentes y de confianza que me ayudaban a llevar a cabo mis absurdas obligaciones.

Cristo fue sacrificado una sola vez, por todos
A fin de repetir el sacrificio no cruento de Cristo sobre el altar, se me había dado el poder de convertir el pan en su cuerpo y el vino en su sangre mediante las palabras mágicas de la consagración. Con gozo y profundo respeto acepté esa autoridad. En mis manos se hallaría al mismo Creador del universo, el Dios eterno, hecho hombre por nosotros. ¿Es posible que durante veinte años continué sacrificando a Cristo? Y lo hice hasta cuatro veces los domingos. Qué parodia más asombrosa y vergonzosa era esto mí y para todos los que tomaban parte en lo que Roma llama la Misa. El hombre jamás podría repetir la obra de Cristo en la cruz. Pensar que puede hacerlo es una invención del diablo. En Romanos 6:9, la Biblia dice, "Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él". Entonce ¿cómo puede un sacerdote hacer que él muera una muerte no cruenta [sin sangre]? Hebreos 9:22 declara que "...sin derramamiento de sangre no se hace remisión". Por tanto, ¿que se logra con la misa? ¿Purifica y libra almas del purgatorio? La Biblia declara, "...y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado" (1 Juan 1:7).

Dios es Espíritu
El dogma católico dice que en cada partícula del pan consagrado y en el vino consagrado están presentes el cuerpo y la sangre del divino Jesucristo. ¡Qué falsedad! Cristo dijo, "Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mateo 18:20). Pero el sacrilegio de la mentira y el engaño llegan a su clímax cuando el sacerdote, después de la llamada consagración, eleva el pan y la copa mientras los feligreses se inclinan y golpean sus pechos o elevan la vista hacia el cielo, y exclaman: "Señor mío y Dios mío". Esto es idolatría, la adoración de materia creada. Dios no es un pedazo de pan. "Dios es Espíritu; los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren" (Juan 4:24).

Tradición frente a Verdad
Pero yo creía, enseñaba, predicaba y defendía la doctrina de Roma aunque estuviera de acuerdo con la Palabra de Dios o no. Para mí, esa época, la Iglesia con sus concilios y sus tradiciones estaban antes que las Sagradas Escrituras. La voz del papa tenía más autoridad que la del Espíritu Santo. ¿No era la Iglesia de Roma la sola y única que los hombres estaban obligados a creer y obedecer? Por esa razón, yo, como lo hizo Pablo, perseguí activamente la Iglesia de Dios (Gálatas 1:13). En sus propios lugares de culto desafié a los pastores evangélicos, Protestantes como se les llamaba en el catolicismo romano oficial. Los insulté, los humillé y los obligué a salir de sus parroquias donde yo era señor y amo. No sé cuánta de la literatura de ellos logré destruir. Recuerdo un incidente particularmente vergonzoso. Yo, junto con algunos hombres (¿devotos?), vinimos el encuentro de una mujer cristiana rodeada de un grupo que la escuchaba atentamente mientras ella les presentaba la palabra de Dios. Me abrí paso a la fuerza hasta el centro de la multitud y  comencé a ridiculizarla y humillarla y a la obra que estaba haciendo como una sierva de Dios. Amenacé a la multitud que la rodeaba diciéndoles que morirían sin los sacramentos de la Santa Madre Iglesia. Ordené a los que estaban conmigo que juntaran todas las Biblias que se habían distribuido, porque eran falsas. No tenían el sello de aprobación de la verdadera Iglesia, el NIHIL OBSTAT, o el IMPRIMATUR. Se recogieron sesenta y seis Biblias, que hacía poco habían sido impresas, y con mis propias manos las destrocé y las eché a las llamas. No obstante lo hice lodo por ignorancia. Mi Salvador dice, "El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero" (Juan 12:48).

Llamado por Dios
"Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia" (Gálatas 1:15). Oí dentro de mí su voz diciendo, "Cipriano, aquí no es donde tú perteneces. Deja todo esto". Yo simplemente obedecí y salí. El obispo me llamó y yo regresé a mi parroquia, ofreciendo alguna de las bien gastadas excusas. No obstante, la voz del Señor continuó insistiendo. Mientras yo escuchaba las confesiones, me dijo, "No escuches a las debilidades de los otros. Tú no las puedes perdonar de ninguna manera". Cuando celebraba misa o bautizaba a niños, su voz me interrumpía. Abandoné mi cargo por segunda vez y el obispo me llamó de vuelta otra vez. Y todavía la irresistible voz de Dios que no me dejaba en paz. Al fin no pude aguantar más. Fui a la oficina del obispo y le anuncié que iba a abandonar la iglesia. Me contestó "¿Qué estás diciendo? ¿Que te vas de la iglesia? Si no eres feliz en esta parroquia te voy a conseguir una mejor". Mi respuesta fue, "No, lo que estoy tratando de decirle es que no quiero tener más nada que ver con la Iglesia". El obispo reaccionó con, "¿Qué vas a hacer? ¿Adónde vas a ir?" Y yo simplemente respondí, "No sé lo que voy a hacer, ni adónde voy a ir. Todo lo que sé es que tengo que irme de aquí". Irritado, el obispo se paró y trajo algunos formularios para que los llenara solicitando mi salida de Roma. Su disgusto no era tanto conmigo personalmente sino porque iba a perder a un hombre con dieciocho años de estudio y veinte años de experiencia. No fui despedido del sacerdocio en la Iglesia romana; lo abandoné porque EL SEÑOR ME LLAMO.

Salvado por la obra de Cristo solamente
Un mes después estaba en la ciudad de Tijuana, Baja California, México. Allí el Señor tenía un misionero, bajo la guía del Espíritu Santo, preparado para mostrarme a Cristo como el único Salvador. Finalmente, pude entender la Escritura que dice, "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16). He confiado en Cristo; lo he recibido como mi Salvador y como Señor de mi vida. Y debido a esto yo sé que tengo vida eterna. Un hombre no entra al cielo debido a sus obras o sus sacrificios o sus virtudes, grandes como éstas pudieran ser, El único camino al Padre es mediante los méritos ilimitados de Cristo. Ninguna ceremonia, ningún ritual, ningún sacramento puede salvar un hombre.

Estimado lector, ruego que el Espíritu de Dios la otorgue luz, sabiduría y entendimiento para que después de leer mi testimonio se dé cuenta de que la única razón que he dado es para que usted sepa que Dios puede cambiar el criterio, el corazón y la vida de cualquier hombre, no importa cuál sea su condición moral o espiritual. Él me cambió a mí; Él puede cambiarlo a usted. No he proclamado estas verdades para ofenderlo a usted ni a ningún otro. Hay amor en mi corazón y en mi vida porque soy un cristiano nacido de nuevo. Reconozca el hecho de que usted es pecador y confiese sus pecados directamente a Dios tal como yo lo hice un día. Pida a Dios que le perdone sus pecados. Invite a Cristo para que entre en su corazón y su vida, y él le dará la vida eterna. Ahora predico el evangelio en iglesias, el lugares públicos, en prisiones y hogares privados.


Respuesta a Alejandro Bermudez acerca de las Imágenes


por Juan Valles

Esta me vez me toca dar respuesta a Alejandro Bermudez, director de Aciprensa.com y un conocido defensor de las doctrinas del catolicismo. En su sitio web hay un artículo acerca de las imágenes que vamos a ir leyendo y analizando con la finalidad de brindar una respuesta. Como es de saber, uno de los puntos de controversia entre los protestantes y el catolicismo es el tema de las imágenes, un tema que creemos es de vital importancia por estar mencionado en la Biblia de tapa a tapa, pero que el católico cree este asunto tiene respuesta no sólo en la Biblia sino en la correcta interpretación que históricamente brinda la Iglesia católica al respecto. Así que comencemos con nuestras respuestas.

1) La idolatría en la Antiguedad
Bermudez ha escrito:
Desde la antigüedad, el hombre siempre ha usado pintura, figuras, dibujos y esculturas, entre otros, para darse a entender o explicar algo. Estos medios sirven para ayudar a visualizar lo invisible; para explicar lo que no se puede explicar con palabras. Cuando el hombre cayó por el pecado y perdió la intimidad con Dios, comenzó a confundir a Dios con otras cosas y a darles culto como si fueran dioses. Este culto se representaba frecuentemente con esculturas o imágenes idolátricas. La prohibición del Decálogo contra las imágenes se explica por la función de tales representaciones.
Es cierto que desde la antigüedad el hombre ha usado la pintura, entre otros, para expresarse. Pero estos medios más que visualizar lo invisible (o lo que entiendo dice Bermudez, lo espiritual), expresan lo que hay en la imaginación de quien los realiza. Por si fuerza poco, el hombre sabe que existen muchos medios y herramientas para comunicarnos, pero a los que andan conforme a la verdad no deben expresar lo que Dios, de manera explícita, prohibió: "No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra..." (Exo 20:4). Así que, aunque el hombre las ha usado, no obstante el cristiano, el que tiene y está con la verdad, no debe hacerlo.


2) No importándo (o entendiendo) lo que dice la Biblia
Ya cuando hemos visto lo que dice la Biblia en el segundo mandamiento (Exo 20:4), veamos el argumento del que se aferra Alejandro Bermudez:
Sin embargo, aún cuando muchas personas piensan que el primer mandamiento prohíbe respeto a las imágenes esto no es necesariamente así. El culto cristiano a lo que representan las imágenes no es contrario al primer mandamiento porque el honor que se rinde a una imagen pertenece a quien en ella es representado. Es decir, al que se venera no a la imagen sino a lo que ésta representa.
Es decir, según (y esto se lo he escuchado y corregido a muchos católicos) no importa que se tenga una imagen si ésta representa una imagen cristiana y no pagana. Es como decir: tengo permiso de tener una imagen porque ella representa al Dios de la Biblia. Pero es la Biblia la que me obliga a disentir de esto con un pasaje donde el pueblo intentó representar directamente al Dios de la Biblia, ¿y qué obtuvo? Dios se airó y quiso destruir al pueblo. El pasaje dice:
Y Aarón les dijo: Apartad los zarcillos de oro que están en las orejas de vuestras mujeres, de vuestros hijos y de vuestras hijas, y traédmelos. Entonces todo el pueblo apartó los zarcillos de oro que tenían en sus orejas, y los trajeron a Aarón; y él los tomó de las manos de ellos, y le dio forma con buril, e hizo de ello un becerro de fundición. Entonces dijeron: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto. Y viendo esto Aarón, edificó un altar delante del becerro; y pregonó Aarón, y dijo: Mañana será fiesta para Jehová. Y al día siguiente madrugaron, y ofrecieron holocaustos, y presentaron ofrendas de paz; y se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a regocijarse. Entonces Jehová dijo a Moisés: Anda, desciende, porque tu pueblo que sacaste de la tierra de Egipto se ha corrompido. Pronto se han apartado del camino que yo les mandé; se han hecho un becerro de fundición, y lo han adorado, y le han ofrecido sacrificios, y han dicho: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto. Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz. Ahora, pues, déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti yo haré una nación grande.
Esto no sólo no es nuevo sino ilógico. La idolatría tiene como fundamento adorar o hacer culto a figuras que se creen son divinas. Los hebreos hacían culto a imágenes que creían eran el Dios. Algunos adoraban a Baal, a Astarot o a Jehová, haciendo ídolos de ellos. Pero Jehová, a diferencia de los dioses paganos, había manifestado que no toleraba la idolatría, ni aun tratándose de Él. Dios aborrece la idolatría hasta cuando tratan de hacerle imágenes suyas. No se equivoque usted amigo lector.


3) El Elemento Visual
Tenemos más de los argumentos de Bermudez, en esta ocasión nos dirá el propósito que tiene (o tienen algunos católicos) al utilizar una imagen. Leamos:
En ese sentido, Santo Tomás de Aquino en su monumental Summa Theologiae señala que "el culto de la religión no se dirige a las imágenes en sí mismas como realidades, sino que las mira bajo su aspecto propio de imágenes que nos conducen a Dios encarnado. Ahora bien, el movimiento que se dirige a la imagen en cuanto tal, no se detiene en ella, sino que tiende a la realidad de la que es imagen".


Es como decir: tenemos las imágenes pero no les hablamos a ellas sino a lo que representan. O sea, ¿igualmente no las usan? Ante esto surge otra pregunta: Si de todos modos no las usan, ¿para qué las tienen?

Entonces necesitan un elemento visual. La Biblia dice los cristianos no andamos por vista sino por fe (2Cor 5:7), ¿no evidencia esto que Bermudez (con todo lo que enseña) está en un error? ¿Donde está su fe y la de millones de católicos? La Biblia dice "tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos" (Hebreos 11:1). Dicho de otra manera: no necesitamos ver las cosas que no vemos porque eso es fe, y si no lo sabe, "sin fe es imposible agradar a Dios" (Hebreos 11:6). Por tal motivo importa poco lo que diga Tomás de Aquino o cualquier otro si antes no está en consonancia con la Biblia. Preciso es citar a San Cipriano: «¿Para qué postrarse delante de las imágenes? Eleva tus ojos al cielo y tu corazón; allí es donde debes buscar a Dios.». La cuestión no es citar a quien apoye nuestro punto de vista, sino a quien apoye el punto de vista de Dios en la Biblia.



4) Entendiendo lo de la Serpiente de Bronce
¿Recuerda usted el episodio de la serpiente de bronce? El director de Aciprensa trata de justificarse con ella, y dice:
Incluso ya en el Antiguo Testamento, Dios ordenó o permitió la institución de imágenes que conducirían simbólicamente a la salvación por el Verbo encarnado, y como ejemplo de ellos tenemos la serpiente de bronce o el arca de la alianza y los querubines.
Es necesario saber que la Biblia no se lee por leer. Y es un error común en todos los ámbitos donde se estudia la Biblia el ignorar el contexto en que se escribió un determinado pasaje. El tema de la serpiente de bronce fue ordenada por Dios con dos propósitos bien específicos: uno es para resolver la urgencia de las muertes por mordeduras de serpientes (ver Números 21:8), y dos para apuntar a Cristo (ver Juan 3:14,15). Fuera de esos propósitos no hay nada más que hacer con esa serpiente. De hecho, si el pueblo de Israel fuese católico aún tendrían esa serpiente, porque todavía se valen de ella para sostener una postura claramente condenada en la Biblia. Pero a muchos de ellos se les ha olvidado que siglos después el rey Ezequías quitó esa serpiente (ver 2Reyes 18:4porque daba lugar a la idolatría (como hacen hoy día muchos católicos, sin que ninguno se atreva a quitara). Entonces el argumento de la serpiente de bronce no sirve, porque aun en la Biblia se denuncia que luego de cumplirse el propósito para la cual fue hecha, la gente la usó para lo malo, es decir, para la idolatría.


5) ¿Catacumbas, argumento para la idolatría?
Según Bermudez sí:
Ahora bien, las primeras comunidades cristianas representaron a Jesús con imágenes del Buen Pastor; más adelante aparecerán las del Cordero Pascual y otros iconos representando la vida de Cristo. Las imágenes han sido siempre un medio para dar a conocer y transmitir la fe en Cristo y la veneración y amor a la Santísima Virgen y a los santos. Prueba de ellos, son las catacumbas -la mayoría ubicadas en Roma- donde aún se conservan imágenes hechas por los primeros cristianos, como las catacumbas de Santa Priscila, pintadas en la primera mitad del siglo III.
Las catacumbas existen porque los cristianos, perseguidos por su fe, dejaron muestra de lo que creían en lugares escondidos. Ciertamente incluyen imágenes del buen pastor, de una barca simbolizando la iglesia, o una paloma simbolizando el Espíritu Santo, pero nunca fueron para promover la idolatría o el culto a esas figuras, sino para dejar plasmada su fe. ¿Qué motivos podrían tener de violar el mandamiento de Dios, haciendo figuras de lo que hay en el cielo o en la tierra para adorarlas? Lo que el mismo Clemente había entendido a la perfección, al decir: «Toda imagen o estatua debe llamarse ídolo porque no es otra cosa que materia vil y profana; y por eso Dios, para quitar de raíz la idolatría, ha prohibido en su culto cualquier imagen o semejanza de las cosas que están en el cielo o en la tierra, prohibiendo igualmente su fabricación; y es por esto que nosotros los cristianos no tenemos ninguna de aquellas representaciones materiales.»


6) Jesús, imagen de Dios.
En este punto el argumento de Bermudez apunta a Jesucristo como imagen de Dios, mostrándonos que como Dios tomó forma, y sabemos cómo es esa forma, ¡pues tengamos un ídolo con esa forma!
Sin embargo, con la encarnación de Jesucristo se inauguró una nueva economía de las imágenes. Cristo tomó y rescató las enseñanzas del Antiguo Testamento y le dio una interpretación más perfecta en su propia persona. Antes de Cristo nadie podía ver el rostro de Dios; en Cristo Dios se hizo visible. Antes de Jesús las imágenes con frecuencia representaban a ídolos, se usaban para la idolatría. Ahora, el verdadero Dios quiso tomar imagen humana ya que Él es la imagen visible del Padre.
Pero ¿quién sabe cómo es Jesucristo? ¿Se parecen a Jesús las imágenes que dispone la iglesia católica? ¿O estas imágenes son lo que la gente cree que debe parecerse a Jesús? Peor aun, este argumento tiene la apariencia de ser bíblico pero no lo es, porque aunque la Biblia diga ciertamente que Cristo es la imagen visible del Dios invisible (Col 1:15), no obstante esta Biblia me dice que no debo hacer figura de nada de lo que esté en el cielo a fin de hacerle culto (Exo 20:4-6). Es decir, que aunque una cosa sea cierta, no da permiso de violar otra cosa. La Biblia no se contradice. Y tampoco tendremos la osadía de contradecirla a nuestro provecho sin saber cómo era Jesús, ¿no le parece?


7) Un último alegato
Última parte del escrito de Alejandro Bermudez, último argumento donde apela a lo emocional y no a la bíblico.
La Iglesia Católica venera a los santos pero no los adora. Adorar algo o alguien fuera de Dios es idolatría. Hay que saber distinguir entre adorar y venerar. San Pablo enseña la necesidad de recordar con especial estima a nuestros precursores en la fe. Ellos no han desaparecido en la nada sino que nuestra fe nos da la certeza del cielo donde los que murieron en la fe están ya victoriosos en Cristo.
La Iglesia respeta las imágenes de igual forma que se respeta y venera la fotografía de un ser querido. Todos sabemos que no es lo mismo contemplar la fotografía que contemplar la misma persona de carne y hueso. No está, pues, la tradición Católica contra la Biblia. La Iglesia es fiel a la auténtica interpretación cristiana desde sus orígenes.
La Iglesia procuró siempre con interés especial que los objetos sagrados sirvieran al esplendor del culto con dignidad y belleza, aceptando la variedad de materia, forma y ornato que el progreso de la técnica ha introducido a lo largo de los siglos. Más aún: la Iglesia se ha considerado siempre como árbitro de las mismas, escogiendo entre las obras artísticas las que mejor respondieran a la fe, a la piedad y a las normas religiosas tradicionales, y que así resultaran mejor adaptadas al uso sagrado.
Cierto, adorar y venerar no es lo mismo pero no viene al caso. Aun tratándose de Dios a quien se adora no hay que hacerle imágenes, mucho menos a los llamados "santos" católicos, a quienes según la doctrina católica sólo se veneran.


¿Qué hay con las fotografías de los santos? El argumento de Bermudez es que son como las fotografías de familiares pero no hay paralelo alguno. Vamos a explicarlo: no hay problema en recordar a los santos y seguir sus buenos ejemplos. De hecho en Hebreos 11 se habla de los héroes de la fe y se nombran sus hazañas para que aprendamos e imitemos. Pero contrario a la buena intención católica, la Biblia expresa que no debemos hacer imágenes (de ningún tipo) de nada ni nadie (un absoluto) de lo que está arriba en el cielo o debajo de la tierra. ¿Es tan difícil entender?


La Homosexualidad según Pablo en 1Corintios 6:9


por Juan Valles |

Hace algunos días me escribió alguien a la cuenta de twitter respondiendo a mi twitt de "La homosexualidad es pecado...". Luego de intercambiar algunas opiniones, la persona en cuestión alega que estoy equivocado respecto a dos palabras griegas de 1Corintios 6:9, que son "malakoi" y "arsenokoitai". Estas palabras en la Reina Valera 60 se traducen como "afeminados" y "los que se echan con varones", respectivamente; y han sido siempre un claro ejemplo de qué cosas desagradan a Dios.

Luego de presentarme "su traducción" de estas palabras, y decirme que mi Biblia está equivocada porque tergiversa el verdadero sentido de lo que Pablo escribió, me refiere que ha leído al Dr Renato Lings, y que de él viene su traducción e interpretación del pasaje. Absorto fui a google a buscar de esta persona y hallé una entrevista que le hacen para una página blogger, de donde tomo sus palabras con la finalidad de brindar una respuesta. He aquí las palabras de Lings sobre las dos palabras de 1Corintios 9:
"Si nos acercamos primero a 1 Cor 6:9-10, te diré que muchos traductores se equivocan a la hora de interpretar dos vocablos griegos como son malakoi y arsenokoitai. Por su parte, malakoi significa “blandos”, “blandengues” o “débiles”, mientras que no se sabe prácticamente nada de arsenokoitai. Literalmente vendría a significar “varones-cama” o “varones que se acuestan”. Posiblemente la palabra tenga que ver con los burdeles y con el tráfico ilegal de prostitutas y de prostitutos jóvenes, negocio muy lucrativo en el imperio romano. Insisto, sabemos muy poco de este vocablo. Es importante darse cuenta que no aparece en la literatura erótica redactada en griego. Por esta razón no podemos interpretarlo como referencia a varones homosexuales. Debemos rechazar enérgicamente las traducciones equivocadas, de las que hay, lamentablemente, unas cuantas."

Algunos autores gays han promovido una especie de debate acerca de estas dos palabras, queriendo explicar con ello que en la Biblia y en consecuencia en el cristianismo, no se condena la homosexualidad. Como ejemplo de ello podemos citar a Robin Scroggs, profesor de Teología Bíblica de Union Theological Seminary, Nueva York, quien dijo:
"La homosexualidad a la que se opone el Nuevo Testamento es la pederastía de la cultura greco-romana; las posturas hacia la pederastía y, en parte, el lenguaje usado para oponerse a ella, están dados por la tradición judía".

Similar es la opinión de Victor Paul Furnish, Profesor de Nuevo Testamento de Perkins School of Theology, Dallas, Texas, quien alega que "no se puede estar absolutamente seguro de que las dos palabras claves en 1 Corintios 6:9 se refieran al comportamiento homosexual masculino". Así, Louis Crompton en su libro "Homosexualidad y Civilización" dice:
"De acuerdo con [una] notable interpretación, las palabras de Pablo no estaban dirigidas a los homosexuales "de buena fe" que tenían relaciones comprometidas. Pero tal interpretación, por muy bien intencionada que sea, parece tensa e históricamente inexacta. En ninguna parte Pablo ni cualquier otro escritor judío de ese período implica la menor aceptación de las relaciones homosexuales bajo ninguna circunstancia. La idea de que los homosexuales puedan ser redimidos por la devoción mutua habría sido totalmente ajena a Pablo o a cualquier otro judío o cristiano primitivo." 

En la página de una iglesia de gays hallé un estudio sobre nuestras palabras en cuestión, y hablando de 1Corintios 6:9 y 1Timoteo 1:10 dicen: "Como puede verse, estos dos versículos tratan sobre la práctica de la prostitución y posiblemente, sobre la pederastia."

Todas estas opiniones han avivado el debate sobre estas cuestiones que a nosotros nos toca escudriñar y analizar, no sobre la base de nuestras preferencias sexuales sino a lo que dice Pablo con palabras propias de su época. Así que comencemos con la primera de ellas.


¿Qué significa Malakoi?
La palabra griega "malakoi" se traduce de diversas maneras obedeciendo al contexto, y es quizá por su significado primario que se ha generado tanto debate. Principalmente alude a algo delicado, como bien puede verse en Mateo 11:8 (ropa fina) sobre la vestimenta de Juan el Bautista. De ahí que la posición de los pro-homosexuales sea de que se refiere a cualquier cosa excepto a homosexuales. Pero la palabra se usa de manera metafórica para referirse a los delicados o blandos respecto al tacto.

Si vamos al Diccionario de Strong encontraremos que malakós significa "de afinidad incierta; suave, i.e. (ropa) delicados; figurativamente afeminado:-afeminado, delicado". Mientras que Edward Vine nos dirá también que significa algo "suave al tacto (Lat., mollis; Cast., muelle, en el sentido de decadente, son de la misma raíz). Se usa: (a) de vestimenta (Mat 11:8, dos veces); (b) metafóricamente, y en mal sentido (1Co 6:9), «afeminado», no solo de un varón que practica formas de perversión sexual, sino en general de las personas que son culpables de adicción a pecados de la carne, voluptuosas".

Siempre es necesario leer a Barclay, el erudito de la Universidad de Escocia, quien luego de traducir esta palabra como "sensuales" en su comentario a Corintios, comenta:
"La palabra (malakós) designa a los que son amanerados y afeminados, que han perdido la virilidad y viven para los placeres rebuscados. Describe lo que podríamos llamar regodearse en el lujo en el que se ha  perdido toda clase de resistencia al placer. Cuando Ulises y sus marineros llegaron a la isla de Circe se encontraron en una tierra en la que crecía la flor de loto, que hacía olvidarse de su patria y de su familia al que la comiera, y no desear otra cosa que el vivir toda la vida en aquella tierra en la que siempre era la hora de la siesta.» Ya no sentían el ímpetu viril  de «elevarse a la cresta de la ola turgente.» Esa era la clase de vida que apelaba a los sensuales."
También se nos hace imprescindible leer a Sistemaker en su comentario a Corintios: "La siguiente palabra griega malakoi (homosexuales) tiene que ver con «hombres y niños que permiten ser abusados sexualmente». La palabra connota sumisión y pasividad."

Otro de los argumentos de los "teólogos" gays es que las traducciones contra la homosexualidad se derivan de lo que actualmente se piensa de ello, por personas tendenciosas que se aprovechan de su aversión hacia la homosexualidad, y no de lo que Pablo escribió hace dos mil años; es decir: el término no se usaba contra la homosexualidad. Para ello considero muy preciso y relevante el comentario de Michael Brown en su libro "¿Gay y cristiano?", quien alega:
"En resumen, la primera palabra malakos (plural, malakoi) significa literalmente "suave", y se usa en ese sentido en los versículos como Proverbios 25:15 (la blanda respuesta, en la Septuaginta) y Mateo 11:8 (vestiduras delicadas). Sin embargo, en otras partes de la antigua Grecia, el término se utiliza comúnmente para la pareja receptiva en el sexo homosexual, así como para los hombres que se vestían y actuaban como mujeres (de ahí la traducción "afeminados" en la versión Reina Valera, pero claramente no significaba un hombre que simplemente tenía algunos rasgos afeminados no intencionales)."
Así que los malakoi eran lo que siempre se ha dicho: homosexuales, y no importa cuánto debate se siga generando por esta palabra, pues los teólogos gays han logrado que los homosexuales se sientan felices creyendo que la Biblia los apoya. Pero no es así. 

¿Cómo lo traducen nuestras versiones modernas? La Biblia Textual, una de mis preferidas, traduce afeminados. La Nueva Versión Internacional como sodomitas. La versión Palabra de Dios para Todos traduce como "hombres que se dejan usar para tener sexo con otros hombres". La Biblia Peshita como depravados. La Nueva Traducción Viviente como Prostitutos. El Nuevo Testamento de Recobro, la Reina Valera de 1865, 1909, 1960, 1995, 2009, la versión Dios Habla Hoy, la versión Hipanoamericana, el Nuevo Testamento de Pablo Besson, y la Traducción en Lenguaje Actual traducen como Afeminados.

Así que si usted es homosexual y cree que las traducciones modernas condenan por error la homosexualidad, debo decirle que el que está en error es usted.


La segunda palabra: arsenokitai
Esta otra palabra es la que en nuestro pasaje de 1Corintios 6:9 se traduce como "los que se echan con varones" (Reina Valera 60). Recordemos las palabras de Renato Lings que hemos citado al principio de este artículo:
"Posiblemente la palabra tenga que ver con los burdeles y con el tráfico ilegal de prostitutas y de prostitutos jóvenes, negocio muy lucrativo en el imperio romano. Insisto, sabemos muy poco de este vocablo. Es importante darse cuenta que no aparece en la literatura erótica redactada en griego. Por esta razón no podemos interpretarlo como referencia a varones homosexuales."

En una página que abiertamente apoya la homosexualidad, se trata de dar una definición de esta palabra, y dice que "se refiere a las relaciones homosexuales que implican abuso, lujuria y libertinaje, donde un hombre fuerza sexualmente a otro, o utiliza y se aprovecha de los servicios de jóvenes prostitutos." Y la opinión de la Dra A. Nylan es que "La palabra no significa "homosexual", sino más bien su alcance semántico incluye uno que penetra analmente a otro (femenino o masculino), violador, asesino o extorsionador."

Es decir, según esta definición lo que la Biblia estaría prohibiendo son las conductas insanas que van más allá de una relación normal entre homosexuales. De igual manera piensan otros, y cito un análisis de arsenokoitai, donde dicen:
"La segunda palabra, arsenokoitai, la encontramos una vez en 1 Corintios y otra vez en 1 Timoteo, pero no aparece en ningún otro texto de la época. Deriva de dos palabras griegas, cuyos significados son "varones" y "camas" respectivamente, como un eufemismo para designar un acto sexual. Existen otras palabras griegas que eran usadas comúnmente para referirse al comportamiento homosexual, pero no las encontramos aquí. El contexto más amplio de 1 Corintios 6 nos muestra a Pablo extremadamente preocupado por la prostitución, por lo tanto es muy posible que esté refiriéndose a la prostitución masculina. Pero muchos especialistas que actualmente tratan de traducir esas palabras han llegado a una sencilla conclusión: su verdadero significado es dudoso."

Entonces la fuerza del argumento de la teología homosexual es que Pablo no prohibiría la homosexualidad sino pecados que van mucho más allá, y donde una sana relación entre homosexuales estaría permitida. ¿Esto es lo que enseña realmente la Biblia? Es obvio que es lo que pretenden hacernos pensar los homosexuales, y Thomas E. Schmidt en su libro "La Homosexualidad: Compasión y Claridad en el Debate" nos habla de ello con mucha precisión:
Toda esta especulación tan interesante va encaminada a crear una categoría de pecadores muy concreta, a quienes entonces podemos rechazar sin rechazar la homosexualidad. Pero tales intenciones recibieron una sacudida sencilla y decisiva cuando David Wright demostró en 1984 que arsenokoites era un término acuñado por los judíos helenistas, quizás por Pablo mismo, con procedencia directa del texto de Levítico, del Antiguo Testamento griego:

Meta arsenos koimethese koitengynaikoJ (Lv 18:22).
Literalmente: un hombre no te acuestes [como quien] se acuesta [con una] mujer
hos an koimethe meta arsenos koiten gynaikos (Lv 20: 13).
Literalmente: cualquiera que se acueste con un hombre [como si] se acostara con una mujer.

El origen de la palabra compuesta arsenokoites ahora es obvio y el hallazgo es importante en muchos aspectos. Primero, como los pasajes de Levítico no hacen ninguna distinción entre las formas particulares de comportamiento homosexual, es poco probable que el usuario de la palabra compuesta hiciera tal distinción. 

Esta palabra está compuesta por dos términos, arsen (que significa "varón") y koites (que significa "cama"). Y su relación con la homosexualidad es que no sólo significa "cama" como algo para dormir sino como lecho matrimonial. Aunado a eso muy probablemente es de "koytes" de donde se origine nuestra palabra coito, dando la estocada final a las aspiraciones de aquellos que quieren hacernos creer que la homosexualidad es bíblicamente permitida. Consultando a William Hendriksen en su Comentario a 1Timoteo (donde está presente arsenokoitai), hallamos:
"Inmediatamente después de “inmorales”, Pablo menciona a los “sodomitas”. La palabra empleada en el original está compuesta de dos partes: hombre y cama (particularmente la cama matrimonial). Por lo tanto, la referencia es directamente a los homosexuales masculinos, en otras palabras a los sodomitas (cf. Gn. 19:15), “cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres” (Ro. 1:27; 1 Co. 6:9); indirectamente, la referencia es a todos los homosexuales, masculinos y femeninos." 

¿Qué dicen los expertos acerca de esta palabra? La máxima autoridad del griego Bíblico que se conoce hasta ahora es A. T. Robertson, quien en su comentario a esta palabra en 1Corintios 6, dice que se trata de un "compuesto tardío para designar a los homosexuales". También hace un comentario similar para 1Timoteo 1:10 y dice que es un compuesto para designar a los homosexuales, que van con hombres como con mujeres, tal como el comentario anterior de Schmidt. En el Léxico Griego Español del Nuevo Testamento de A.Tuggy leemos que significa "sodomita, homosexual, invertido, quien tiene vicios contra lo natural". Edward Vine utiliza las mismas palabras de "sodomita" y "que se echa con varón" y Strong repite la fórmula del "que se echa con varón". Y Kistemaker nos dice que "arsenokoitai (sodomitas), señala a hombres que practican la homosexualidad (1 Ti. 1:10). Son agentes activos en su búsqueda." Estos comentarios dejan fuera de toda duda que las voces más respetables respecto del griego de la Biblia enseñan inequívocamente que esta palabra describe a homosexuales, y que consideran que los sodomía no es más ni menos que homosexualidad sin entrar en más detalles.

El siempre respetado William Barclay presenta en su comentario de 1Corintios su análisis de esta palabra, y agrega:
Hemos dejado para el  final  el  pecado contra naturaleza: los  homosexuales. Esta condición se había extendido como un cáncer por toda Grecia, y había invadido Roma. Apenas nos podemos dar cuenta de hasta qué punto había plagado el mundo antiguo. Hasta una persona tan elevada como Sócrates lo practicaba; el diálogo El banquete, de Platón, que ha originado la expresión «amor platónico», se refiere a esta clase de «amor». Catorce de los quince primeros césares practicaban este vicio contra naturaleza. Por aquel tiempo, Nerón era el emperador, y se había apoderado de un chico llamado Esporo, al que había castrado, y luego se había casado con él en una ceremonia completa de boda y le había conducido en procesión a su palacio para tenerle como «esposa». Con una aberración increíble, el mismo Nerón se había casado también con un tal Pitágoras, al que tenía por su «marido». Cuando eliminaron a Nerón y Otón ocupó su puesto, una de las primeras cosas que hizo fue tomar posesión de Esporo. Mucho más  tarde, el  nombre de Adriano estuvo involucrado con el  del joven bitinio Antonous, con el  que vivió inseparablemente y, cuando murió, le deificó y llenó el imperio de estatuas suyas e inmortalizó su pecado dándole su nombre a una estrella. Por lo que se refiere a este vicio, en los tiempos de la Iglesia Primitiva el mundo había perdido la vergüenza, lo que fue una de las causas principales de la degeneración y colapso final de su civilización.

Aunque ya hemos visto lo que opinan los proponentes de la homosexualidad, no obstante es claro que arsenokoitai se traduce correctamente por homosexuales activos. Mike Haley en su libro "101 Preguntas Frecuentes sobre la Homosexualidad" agrega:
"...la palabra arsenokoitai en griego significa machos que llevan a otros machos a la cama. Esto se refiere a los homosexuales.
La cuestión de fondo para todos los cristianos que creen en la Biblia es que la misma no deja lugar a confusión con respecto al tema de la homosexualidad. Las Escrituras son claras en cuanto a que la homosexualidad va en contra de la intención original de Dios para la humanidad. Dicho de manera más simple: es pecado."

Así que la evidencia respalda lo que dice la versión Reina Valera: "los afeminados y los que se echan con varones". Por mucho que a los homosexuales les resulte ofensivo y erróneo lo que dicen las traducciones modernas no obstante es la verdad. John McArthur lo dice así en su comentario a la Primera Carta a los Corintios:
"Los afeminados y los que se echan con varones se refieren ambos al intercambio y corrupción de la actividad y relación normales del hombre y la mujer. Está incluido el travestismo, el cambio de sexo, la homosexualidad y otras perversiones sexuales. La creación singular de Dios, lo que están creados a su imagen y semejanza, "varón y hembra los creó" (Gn. 1:27) y el Señor prohíbe estrictamente que se confundan esos papeles, mucho menos intercambiarlos."

Y luego agrega a los que creen que en base al amor debe permitirse la homosexualidad:
"Las iglesias que, en nombre del amor, defienden la homosexualidad y aprueban ministros, "matrimonios" y congregaciones homosexuales no solo pervierten las normas morales de Dios, sino que animan a que sus miembros vivan en pecado. Animar el pecado no tiene parte en el amor."

Es curioso que uno de los argumentos de los homosexuales sea que las traducciones en contra de la homosexualidad sean respaldadas por la homofobia, y que sea ésta el motor en contra de la homosexualidad y no las palabras de Pablo. Pero la evidencia dice otra cosa, y existe un coro de voces y traducciones que buscan sólo expresar la verdad, y la habrían dicho a su favor si así fuera. No obstante, la unanimidad en contra de la homosexualidad es abrumadora, no por homofobia sino por verdad: la homosexualidad es pecado. Michael Brown lo expresa así en su muy recomendable libro "¿Gay Y Cristiano?: Respuestas Con Amor Y Verdad a Las Preguntas Acerca de La Homosexualidad":
"Significativamente cuando las dos palabras malakos y arsenokoites se utilizan una al lado de la otra, las connotaciones sexuales son innegables, razón por la cual existe un acuerdo casi unánime en los principales diccionarios y traducciones."

Aunque no deja de ser importante que Pablo advierta que la homosexualidad es pecado, también agrega Pablo una noticia para los homosexuales que no puede pasar desapercibida: "Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios." (1Corintios 6:11). Pues, aunque la homosexualidad no está dentro del plan de Dios como algo natural sino en la pecaminosidad del ser humano (del mismo modo del que miente o el que roba), no obstante está en la mente de Dios el sacar de la pecaminosidad a todo el que acuda a Él. Dios es fiel: sí es posible salir de la homosexualidad.

Como nota final, culminaremos nuestro artículo con palabras de Brown: "Estimado lector, por favor, no deje que nadie lo engañe con la creencia de que Pablo no estaba hablando en contra de la práctica homosexual en general."


¿Enseñó Jesús en Juan 10:34 que las personas pueden ser "dioses"?


por Norman Geisler |

Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?

No se debe usar este texto para apoyar la idea de que somos (o podemos volvernos) pequeños dioses, pues semejante interpretación va en contra del contexto global. Jesús no está hablando a panteístas (que creen que Dios es todo y que todo es Dios) ni a politeístas (que creen en muchos dioses). Más bien, se dirige a monoteístas estrictos judíos que creen que sólo el Creador del universo es Dios. Así que su declaración no debe ser arrancada de este contexto monoteísta y tergiversada en sentido panteísta o politeísta.

Se debe entender la declaración de Jesús como parte de su razonamiento total aquí, el cual es un argumento con más razón: "Si Dios llamó aun a los jueces humanos 'dioses', ¿con cuánta más razón puedo llamarme el Hijo de Dios?" Cristo acababa de proclamarse uno con el Padre, diciendo: "El Padre y yo uno somos" (10:30). Los judíos querían apedrearlo porque pensaban que Cristo blasfemaba, haciéndose igual a Dios (vv. 31-33).Jesús respondió citando Salmo 82:6, que dice: "Yo dije: «Vosotros sois dioses»." Así que, argumentó Jesús, si a los humanos se les podía llamar "dioses", ¿por qué no se puede llamar "Dios" al Hijo de Dios?

Nótese que no todos son llamados "dioses", sino sólo una clase especial de personas, a saber, los jueces acerca de los cuales Jesús dijo que son "aquellos a quienes vino la palabra de Dios" (v. 35). Jesús mostraba que si las Escrituras del Antiguo Testamento podían dar algo de estado divino a jueces divinamente nombrados, ¿por qué debía resultarles increíble que él se llamara el Hijo de Dios?

Aquellos jueces eran "dioses" en el sentido de que estaban en el lugar de Dios, juzgando aun asuntos de vida y muerte. No se les llamaba "dioses" porque eran seres divinos. De hecho, el texto que cita Jesús (Sal 82) continúa diciendo que eran sólo "hombres" y que morirían (v. 7).También afirma que ellos eran "hijos del Altísimo", pero no porque eran de la esencia de Dios mismo.

Es posible, como creen muchos eruditos, que cuando el salmista Asaf les dijo a los jueces injustos: "Vosotros sois dioses", hablaba con ironía. Decía:"Os he llamado "dioses", pero en realidad moriréis como los hombres que son en realidad." De ser así, cuando Jesús aludió a este salmo en Juan 10, decía que el nombre que se les dio a los jueces israelitas en ironía y enjuicio, a él lo describía en realidad. Jesús ofrecía una defensa de su propia deidad, no de la deificación del hombre.


Respuesta bíblica a Frank Morera sobre la Virgen María.


por Juan Valles


Revisando en internet conseguí un sitio de apologética católica, y me llamó la atención un artículo escrito por Frank Morera titulado "Apologética sobre la Virgen María". Pude notar el deseo del autor de dejar una respuesta a su favor, aunque lamentablemente al no tener pruebas escriturales sólidas tuvo que inventar algunas y tergiversar otras. Lo más lamentable del asunto es que los que desconocen el tema y no tienen intimidad con Dios ni su Palabra, caen el error de creer lo que ahí expone Morera. Así, me tomé la libertad de copiar el artículo de Frank Morera e ir respondiendo una a una sus argumentaciones.

¿POR QUÉ MARÍA ES CENTRO DE ATAQUE HOY EN DÍA?

Desde el Génesis fue profetizada la “Enemistad entre la Mujer y el demonio” (Gen. 12, 13-18). También está escrito que el demonio hará la guerra a los hijos de la Mujer. Esta es la razón por la cual María es centro de división entre los cristianos y no de unión.

Falso. Para empezar María no es centro de ataques. Un verdadero cristiano le da valor y reconocimiento a María, pero también sabe que no debe exagerar ni mentir con respecto a ello. Los cristianos no atacamos a María, pero sí atacamos a las mentiras que se ha dicho sobre ella. Decir que María es centro de ataque" es tergiversar y manipular. Es notable que Frank Morera con este título acuse a otros de hacer lo que él mismo hace: mentir sobre María.

¿POR QUÉ LA IGLESIA ES LA GRAN DEFENSORA DE MARÍA?

Porque María es nuestra Madre ya que la recibimos de Jesús en la Cruz, (Jn. 19, 25-28). Juan representa a toda la Iglesia, además, la gran promesa en Gn. 3, 15 dice que quienes podrían vencer a la descendencia de la serpiente, serían los hijos o descendencia de la Mujer. Nosotros somos la descendencia de la Mujer, esta Mujer es la Virgen María. Si el pueblo de Israel, son los hijos en la Fe de Abraham, nosotros somos los hijos en la Fe de María, la primera que acepto a Cristo como Señor y Salvador, la primera que recibió la unción del Espíritu Santo (Lc. 1).

Es falso que María sea nuestra Madre (y a este tipo de mentiras es que nos referimos en el punto anterior). Ni Juan representa a la Iglesia (para inferir que al recibirla Juan la hemos recibido todos), ni María es Madre de todos por haberla recibido Juan. Aquí Morera hace un errado análisis acerca de Génesis 3:15, pues no son "los hijos" de la mujer los que derrotarán a la Serpiente. También es falso que la iglesia sea hija de la fe en María, lo cual es netamente antibíblico. Es incongruente que Morera quiera justificar bíblicamente algunas cosas sin recurrir a la Biblia.

¿POR QUÉ LA IGLESIA LLAMA A MARÍA MADRE DE DIOS?

En el evangelio de San Lucas 1, 39-45, Isabel, llena del Espíritu Santo dijo, “Que favor que la Madre de mi Señor venga a mí”. La palabra griega para definir Señor que utiliza Isabel es “Kurios” que es la misma que se utiliza en la versión griega del Antiguo Testamento para traducir “Adonai”. Cuando una persona habla bajo la unción del Espíritu Santo es Él quien habla, luego fue el mismo Espíritu Santo quien llama a María, Madre de Dios.

Hay dos cosas a decir a este respecto: es cierto que la Biblia dice que María es madre del Señor, pero no hay que leer superficialmente las cosas sino entender, mediante el contexto general el porqué las dice. Uno: cada persona que lee este pasaje debe entender que el protagonista de esto no es ni María ni Elizabeth, sino el Señor. Y cuando se lee el contexto es cuando se entiende que María ni Elizabeth ni ningún otro ser humano son nada comparadas al Dios que está en el vientre de María. Y dos: María es madre no del Eterno Logos, sino de ese Logos encarnado, es decir: Jesús tiene dos naturalezas (véase Efesios 2:5-6 ó Juan 1:1,14), la humana y la divina. María no puede ser madre de la naturaleza divina, y eso lo sabemos todos. Defendemos que María sea la madre del Señor por ser la madre de su naturaleza humana, aclarando las cosas para no cometer error. Por cierto, no para minimizar sino para dejar una interrogante en el aire: ¿sabías que Jesús nunca le dijo "Madre" a María? Intente averiguar el motivo...

¿TUVO MARIA MÁS HIJOS?

En el evangelio de San Marcos, se mencionan cuatro hermanos de Jesús, Santiago, José, Juda y Simón los cuales nunca son llamados hijos de María. La palabra hebrea “Aha” se utiliza como hermano, tío, primo, pariente; por ejemplo en Génesis 13, 8 se menciona a Lot como “hermano, Aha” de Abraham, sin embargo son tío y sobrino (Gen 12, 5). En el mismo evangelio de Marcos 15, 40 se nombran a José y Santiago como “hijos” de María; en Juan 19, 25 se aclara que esta María era hermana (Aha) de la Madre de Jesús. En Hechos 1, 13 se mencionan a Simón y Judas como seguidores del Maestro.

Para comprender mejor de lo que habla Morera es preciso citar aquí el texto de Marcos 6:3 donde se menciona esto, el cual dice: "¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él"

Aquí Morera, al decir que "los cuales nunca son llamados hijos de María", crea un argumento en base al silencio. Es como decir que Pedro no tuvo suegro porque la Biblia no lo dice. La Biblia debe interpretarse en base a lo que dice. Ahora, haciendo un análisis del porqué no dice lo que Morera quisiera que dijera, es notorio que el relato tiene razón para no decirlo, pues el protagonista no son ni María ni los hermanos de Jesús, sino Jesús. Recordemos que es Jesús quien luego de un año de éxito predicando y revelándose como el Hijo Unigénito de Dios, vuelve a Nazaret, y como es de esperar, hablarán es de Jesús, hijo y hermano de tal persona. Si leyéramos los dos textos sabríamos que el Jesús de Mateo, hijo del carpintero es hijo de María y hermano de Jacobo, José, Simón, Judas y algunas hermanas (ver Mateo 13:53-56 donde Jesús vuelve a Nazaret a predicar y la gente se queda asombrada de él). Y es el mismo Jesús del que habla Marcos en 6:3. La misma familiaridad que se usa para decir que Jesús es hijo de José y María es la que se usa para decir que es hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón. 

Luego de responder a Morera en el párrafo anterior, es necesario refutar lo que considero una mentira absolutamente intencional hablando del término hebreo "aha". ¿Para qué habla de una palabra hebrea cuando los evangelios fueron escritos en griego? Por ejemplo, cuando vamos a Marcos 6:3 se usa la palabra griega "adelfos", que primariamente significa parientes hijos del mismo padre o madre, es decir, hermanos. ¿Donde se usa? Pues es necesario que Morera se entere de que se usa en Mateo 1:2, 14:3. Es cierto que también puede usarse como "hermanos en la fe", tal como en Hechos 2:37, pero el contexto de Marcos 6:3 elimina esa posibilidad, pues estamos hablando de personas que no andaban con Jesús, que vivían con María, y que se escandalizaban de él por su conducta de predicador. Así que ni primos ni hermanos en la fe: eran hermanos hijos de María, aunque con José. Para ver con más detalle oprima aquí.


¿QUÉ RELACION TUVO JOSÉ CON MARÍA?

La relación de José con la Virgen María fue la de proveer legalidad y sostén al Redentor. En Mateo 2, 3 el Ángel le dice a José, “Toma al Niño y a su Madre”. La forma hebrea para referirse a la mujer de José, es la Madre de Jesús. San Mateo 1, 18 dice “No la conoció hasta que parió a su hijo primogénito”. Él “hasta”, indica anterioridad, no condiciona lo que ocurrió después. En Segunda de Samuel 6, 23 dice “Micol hija de Saúl, no tuvo más hijos hasta, que murió”. ¿Tuvo hijos después de muerta?

Falso. Está claro el sentido del texto: no se comportaron como marido y mujer "hasta" [observe el límite] que nació Jesús, lo cual nos da toda la garantía para creer que de ahí en adelante sí tuvieron relaciones sexuales. En la versión Reina Valera se añade un término muy importante: "Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito, y le puso por nombre Jesús." [cursivas añadidas]. Cabe destacar que si Jesús hubiera sido hijo único de María, el término "primogénito" estaría de más, no se habría escrito siquiera. Recordemos que esta palabra habla de que es el primero entre varios, y Mateo como escritor inspirado la insertó allí.

Y Morera cita un ejemplo del AT. ¿Por qué no cita a Mateo, quien fue el escritor del pasaje? Por ejemplo, en Mateo 5:26 dice "Te aseguro que no saldrás de allí hasta que pagues el último centavo." Ahí el "hasta" es un límite que cambia lo que ocurre después. Se trata del griego "jeós" y es una preposición de continuación de tiempo y lugar. Puede sustituirse por "entre tanto". Otro detalle muy particular: el hecho de que la Biblia diga que Jesús es el primogénito de María, indica la posibilidad de otros hijos. Para mayor información oprima aquí.

¿POR QUÉ LA IGLESIA DICE QUE MARÍA NO TUVO PECADO?

Jesús estuvo bajo la Ley. En la ley, el pecado lo transfería la madre (Salmo 51, 7). Jesús NO puede tener pecado por lo tanto, por el poder de Dios, María fue preservada del pecado. En tanto a su maternidad, la palabra griega que se traduce llena de gracia es: Kecharito, la cual quiere decir que fue, que es y que será llena de gracia. La gracia es la ausencia del pecado. María se proclama en el Magnificat “Me alegro en el Dios que me salva” faltan 33 años para el calvario y la Salvación y ya María se proclama en presente Salvada.

El salmo 51:7 dice "Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve." No tiene nada que ver con lo que trata de decir Morera. Creo que puede tratarse del verso 5, que dice "He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre." En caso de tratarse de este verso, debemos saber que no dice, en lo absoluto, que el pecado se transfiera por vía materna, lo que denuncio como una mentira. El pecado se transmite por vía del hombre, es decir del padre, y por eso la Biblia lo dice claramente que "Así como todos mueren porque todos pertenecemos a Adán, todos los que pertenecen a Cristo recibirán vida nueva" (1Corintios 15:22). De este modo, al venir María por transmisión de un hombre (como todos los demás) es pecadora, partícipe de Adán, pero Cristo no viene de esta forma porque el Padre que le engendra es directamente Dios. San Anselmo declara: «Si bien la concepción de Cristo ha sido inmaculada, no obstante, la misma Virgen de la cual nació, ha sido concebida en la iniquidad, y nació con el pecado original; porque ella pecó en Adán, así como por él todos pecaron.» Señor Frank Morera usted miente descaradamente.

¿POR QUÉ LA IGLESIA DICE QUE MARÍA FUE LLEVADA AL CIELO EN CUERPO Y ALMA?

Esto no está en la Biblia. La Asunción de María no esta bíblicamente expresada, pero está en la tradición de la Iglesia. Muchas personas se preguntan, ¿por qué no está en la Biblia? Podríamos, responderles, tampoco Martín Lutero está y sabemos que existió.
Estos fueron hechos que sucedieron después de terminados los libros que componen los Evangelios, sin embargo aunque no está en la Biblia, ésta no la contradice, pues antes de María, Henoc en Gen 5, 24 y Elías en II de Reyes 2, 11 fueron llevados en cuerpo y alma al cielo.

Entiendo que la iglesia católica diga que María fue llevada al cielo en cuerpo y alma, del mismo modo que entiendo que el islam diga que Mahoma es superior a Jesús. El hecho de que el catolicismo enseñe algo no necesariamente tiene que ser verdad. Pero lo más ridículo es el argumento de Morera, comparando a Lutero con María como quien suma peras con manzanas. Siguiéndole el juego a Morera el hecho de que Lutero no esté en la Biblia al menos está soportado históricamente su existencia y vida, pero la ascensión corporal de María no está documentado históricicamente, sino por el contrario está negada por cristianos primitivos. Morera debería hacer caso a lo que dice Agustín: «María murió por causa del pecado original, transmitido desde Adán a todos sus descendientes.». Esto lo dice Agustín porque es indudable que la enseñanza de la asunción de María es mentira. 

¿POR QUÉ LA IGLESIA LLAMA A MARÍA REINA?

Dice la Palabra “El que se humilla será ensalzado”. María se humilla a esclava (Lc 1, 38) y Jesús la ensalza a lo opuesto que es, Reina, ¿lógico verdad?. Además en I Reyes 2, 19 dice que en el Reino de David la madre del Rey se sienta a la derecha del Rey. Jesús es Rey (Jn 18, 37) es heredero del reino de David (Lc 1, 32) por lo tanto el lugar de María es un trono a la derecha de su Hijo que es Rey.

Cierto, la Biblia dice que el se humilla será ensalzado, pero no es la iglesia católica ni ningún papa el encargado de dar cumplimiento a este trato de Dios, sino Dios mismo (ver contexto de Lucas 18:9-14). Lo más interesante de esto es que Morera afirma que Jesús ensalza a María porque es lo más lógico (como si la Biblia dependiera de la lógica nuestra). A esto es más lógico preguntar ¿dónde dice que Jesús la ensalza? Es común ver que en la Biblia esto ocurre es con Cristo, pues luego de decir que Jesús se humilló hasta lo sumo, Pablo escribe: "Por eso Dios le dio el más alto honor y el más excelente de todos los nombres, para que, ante ese nombre concedido a Jesús, doblen todos las rodillas en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra, y todos reconozcan que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre" (Filipenses 2:9-11). Si la Biblia tiene que decir esto de Jesús (que es Dios), ¡cuánto más tendría que decirlo de María! Por estas cosas el señor Frank Morera debe admitir que lo que afirma es sacado de la imaginación, y aun con la más linda de las intenciones está engañando descaradamente. Por cierto, tanto Morera como cualquier otro católico debe saber que la reina de la que habla la Biblia es un ser demoníaco: "Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego y las mujeres preparan la masa para hacer tortas y ofrecerlas a la diosa que llaman Reina del Cielo. Me ofenden, además, ofreciendo vino a dioses extraños." (Jeremías 7:18).

¿POR QUÉ LOS CATÓLICOS LE ORAN A MARIA?

En Juan 2, 1-12 María demostró hasta la saciedad su poder de intercesión.
“Pero es que hay un solo intercesor y es Cristo”.
Cierto, ante el Padre solo existe un sólo intercesor que es Jesús, pero ante Jesús, María intercede por nosotros. Al igual que un pastor evangélico ora por un enfermo ante Jesús, de la misma manera María ora por nosotros.

No, María no demostró "hasta la saciedad" su poder de intercesión. Señor Frank Morera, es necesario que usted sepa que si va a citar la Biblia debe citarla completa, debe adoptarla toda y no lo que usted crea que le conviene. Hay un mediador y es Cristo, y es falso que necesitemos un mediador entre el hombre y Cristo, pues la Biblia dice con claridad absoluta: "Porque hay un solo Diosy también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre." (1Timoteo 2:5). No hay que ser muy inteligente para saber que los extremos que se deben unir es a la humanidad con Dios, y el único puente es Jesús. No necesitamos un puente adicional para ir ante Jesús porque al ser humano, ya ese puente llega desde nosotros al Padre. Por eso es que es sólo Jesús el camino (Juan 14:6), nadie más.

También, para que María media entre nosotros y el Jesús o el Padre, debe necesariamente abogar por nosotros, pero la Biblia nos dice que el abogado es Cristo, si desea leerlo puede buscar en 1Juan 2:1. Es otro punto donde Frank Morera ha mentido.

“PERO MARÍA ESTÁ MUERTA”

Falso, Lucas 20, 38 dice”: Que Dios no es Dios de muertos sino de vivos, porque para El todos viven”. Además Apocalipsis 6, 9-10 y 8, 3 nos muestra a las almas clamando a DIOS aun después de abandonar este mundo.

Cierto. Personalmente creo que las personas continuan viviendo tras la muerte. ¿Y? El hecho de que María esté viva no quiere decir que pueda hacer algo por nosotros. Dios establece en la Biblia que: "En verdad, su amor, su odio y su celo ya han perecido, y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace bajo el sol" (Eclesiastes 9:6). De esta manera, Dios pone límite a la actividad en las cosas de este mundo para los que han partido a la eternidad. Otra mentira refutada a Morera.

LOS CATÓLICOS ADORAN A MARÍA

No, la Iglesia no se cansa de proclamar que nosotros honramos a María como lo hacia Jesús y la proclamamos bendita, cumpliendo la profecía bíblica (Lc 1, 48) pero la adoración es única y propia de Dios y María es criatura.

En este punto concidiré con Morera siempre y cuando lo que dice sea verdad, es decir, que no adoren a María. Puede que él no lo haga, a modo personal, por conocer en este punto la diferencia entre Dios y el hombre. 

¿POR QUE REZAN EL ROSARIO SI NO ESTÁ EN LA BIBLIA?

No hay oración más Bíblica que el rosario. Todos los misterios están en la Biblia. El Padre Nuestro, también esta en la Biblia así como la primera parte del Ave María. El Rosario es una oración más Bíblica que muchas que se hacen en algunas iglesias. En cuanto a la repetición, dice Marcos 14, 39 que Jesús repetía muchas veces la misma oración, el rosario es una meditación en una oración.

Este punto lo responderé citando Marcos 14:39 para que lector compare lo que dice la Biblia con lo que dice Morera, y observe por sí mismo la mentira: "Se fue otra vez y oró, diciendo las mismas palabras".

¿Leyó bien? Jesús estaba en Getsemaní a punto de ser arrestado. Oró algo bien específico sobre lo que vendría, hizo una pausa y luego fue y volvió a orar con las mismas palabras, acerca del momento histórico que vendría. Luego fue arrestado. Pero Morera afirma tajante y falsamente que Jesús repetía "muchas veces" la misma oración. Ni repetía muchas veces (porque no era su costumbre) ni tampoco lo enseñó. Lo que sí enseñó y dejó bien establecido fue "Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos" (Mateo 6:7). Por consiguiente, Jesús no diría que usemos "vanas repeticiones" si él mismo no daría el ejemplo, ¿no le parece?

El punto más crítico es que se hace una oración a alguien que no es Dios. Morera dice que no adoran a la virgen porque no es Dios, ¿pero sí le oran? La lógica nos dice que si puede escuchar y recibir nuestras oraciones es porque puede ser omnipresente para escucharlas y omnipotente para atenderlas. El señor Frank Morera no comprende la realidad de lo que afirma.


ALGUNAS PERSONAS DICEN QUE LAS APARICIONES DE MARÍA SON COSAS DEL DEMONIO

Falso. María según Apocalipsis 12, tiene la misión de anunciar la segunda venida de Cristo. En las apariciones, María, no trae al mundo mensajes propios, trae un mensaje Evangélico de conversión, arrepentimiento y retorno a las Escrituras. El demonio no puede predicar conversión a Jesús. Y los frutos de Paz, conversión y alegría que se ven en las personas que asisten a estos eventos no pueden venir del maligno. Dice la Escritura que atribuir al demonio las obras de Dios es pecado contra el Espíritu Santo y éste no es perdonado (Mateo 12, 22-32).

Hermanos, dice Timoteo 2, 23-24 que la Biblia es para edificación no para discusión. Ama a María y Ella te llevara al JESUS que tanto buscas, pues ella lo conoce muy bien, lo llevó en su vientre por nueve meses, lo alimentó, cuidó y guió por 30 años. Nadie lo conoce como Ella. Nadie le da Gloria a Dios quitándole Honra a María, pues la Honra de María es la gloria de Dios.

En totalmente falso que María aparezca en Apocalipsis 12 para anunciar la segunda venida de Cristo. Y también es falso que María no traiga mensajes propios. Son mensajes de idolatría y antibíblicos. Todo mensaje que se diga en nombre de Dios debe compararse a la Biblia, probarse con la Biblia que es la regla de fe. La Biblia dice "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo" (1Juan 4:1). ¿Será que Morera no sabe de las apariciones de María? Por ejemplo en Holanda, en noviembre de 1950, María dijo en una aparición que estaba sobre el globo de la tierra, y quería ser llamada la Reina de todos los pueblos. Aquí sin ningún tapujo María quiere ocupar el lugar de Dios sobre el globo de la tierra, e igualarse cuando dice que quiere ser la reina. En otros, María exige que se le pida y ore, totalmente contrario al mensaje de la Biblia.

Habría sido notable que Morera dijera, como finalmente dijo, que la Biblia debe usarse para edificación personal y no para discusión. Pero no lo dijo luego de decir la verdad. Quizá fue sincero, pero la sola sinceridad no cuenta si no se dice la verdad.