¿Por qué se le llama a Jesús "El Primogénito"?

por Eugenio Danyans

"Él (Cristo) es la imagen del Dios invisible, el Primogénito de toda creación (Colosenses1:15).


El primogénito de la creación de Dios
Las palabras para "primogénito" son, en hebreo, "becor", y en griego, "prototokos". Pero no siempre tienen la idea de "primero", ni se usan exclusivamente, en ambos idiomas, en un sentido cronológico estricto de creación o nacimiento. En efecto: hay que distinguir entre:


a) El primogénito de la madre, que abre el seno materno. Lo propio del primogénito de la madre era que debía consagrarse a Jehová.

b) El primogénito del padre, que supone la existencia de otros hijos. Lo propio del primogénito del padre era que tenía derecho a una porción doble de la herencia con respecto a sus hermanos (Deuteronomio 21:15-17-27). Pero incluía también la responsabilidad de jefe de la familia en lugar del padre difunto (2ª Crónicas 21:3).

Por lo tanto, el vocablo "primogénito", según el uso que la Biblia hace del mismo, tiene, sobre todo, un sentido cualitativo de importancia, grado o intensidad, y se emplea para indicar: soberanía, regencia, dignidad, prerrogativa, preeminencia, sentido de posición, derecho de primogenitura, heredero. Veamos algunos ejemplos.

Ejemplos bíblicos de la palabra "primogénito"
En el Antiguo Testamento Jehová llama primogénito a su pueblo Israel (Exodo 4:22), y con el mismo nombre se dirige a la tribu de Efraín. ¿Quién se atrevería a decir que estos textos afirman que Israel fue el primer pueblo creado por Dios, o que Efraín fue la primera tribu? En Jeremías 31:9, Jehová exclama: "Efraín es mi primogénito." pero Efraín no era el primer nacido de la familia de José, sino el segundo. El primero fue Manasés. En el verso 20 Dios mismo explica lo que da a entender por esta designación: "¿No es Efraín hijo precioso para mí?, ¿no es niño en que me deleito?". Es en el sentido de preeminencia que Efraín era el primogénito de Dios (Génesis 48:17-20).

En el salmo 89:27, hablando de David, dice el Señor: "yo también te pondré por primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra", con lo que da entender, no que David haya sido el primer rey que ha existido (ni siquiera en Israel), sino que será el más grande, así como Efraín es el primogénito por ser la tribu más querida.

Pero, además, notemos que se trata de un salmo de tema mesiánico, en cuyo citado versículo el inspirado salmista habla proféticamente de la preeminencia de Cristo, aun antes de que viniese a este mundo, y está expresando el derecho de primogenitura del Mesías como heredero de todo.

En Isaías 14:30 se dice que "los primogénitos de los pobres serán apacentados, y los menesterosos se acostarán confiados"; aquí "primogénitos" se usa como sinónimo de menesterosos en grado sumo porque se refiere a los pobres.

En Zacarías 12:10 leemos: "y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y miraran a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige pero el primogénito." La profecía tuvo su fiel y exacto cumplimiento con la crucifixión de Cristo (Juan 19:31 al 37). Y es interesante destacar que los términos "primogénito" y "unigénito" se emplean aquí como equivalentes.

Cierto que en Mateo 1:25 y Lucas 2:7, Jesús es mencionado como "primogénito" en relación con su nacimiento humano. Ello está en perfecta armonía con lo que venimos afirmando, pues tal expresión se usa para referirse a Cristo como el primogénito de su madre. Mas, según demuestran los textos aplicados más arriba, este sentido cronológico de nacimiento no es el único que tiene dicha palabra.

Sabemos muy bien que, tratándose de los hijos de un matrimonio, el primogénito es el que nace antes de los hijos que le siguen. Pero tratándose de Jesucristo no podemos entender que él sea el primer ser creado, porque tal interpretación chocaría con otros pasajes que indican que Cristo, por ser Dios, ya existía eternalmente desde antes del principio de la creación.

Si Jesucristo fuese un ser creado, como el hombre o los ángeles, no sería el unigénito de Dios, porque todos sabemos que el mencionado vocablo significa "único engendrado"; y si es único no es creado, porque si lo fuese ya no sería el único, sino uno más entre los llamados hijos de Dios por creación.

La palabra "primogénito", aplicada a Cristo, significa lo mismo que la expresión: "y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten", de Colosenses 1:17; es decir: el supremo sobre todas las criaturas: "porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por él y para él" (versículo 16).

El primero en autoridad, no en orden de sucesión
La frase "el primogénito de toda criatura" señala, pues, a su autoridad sobre todas las criaturas, pero no implica que él mismo haya sido creado, sino todo lo contrario, ya que en los versículos citados se nos explica que Cristo es aquél por quien y para quien todas las cosas han sido creadas y subsisten. ¿Cómo puede ser Él, a su vez, un ser creado?

En el versículo 18, Pablo prosigue enfatizando la primacía de Cristo sobre todo y por encima de todos: "y él es la cabeza del cuerpo que es la Iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia". Por su resurrección, Jesucristo ha sido constituido "el primogénito de entre los muertos", no porque haya sido el primero en morir, sino todo lo contrario: el primero en resucitar (1ª corintios 15:20), como convenía a quien "siendo la cabeza del cuerpo que es de iglesia" es menester que "en todo tenga el primado".

El significado de todos estos textos es, sencillamente, que así como el primogénito de un matrimonio es anterior a los hijos que le siguen, Cristo, por ser eterno, es anterior al principio de la creación, es el origen (Apocalipsis 3:14), la fuente y la causa de la creación (Juan 1:3; Génesis 1:1), es decir: Dios mismo.

En efecto: "La razón de estos términos primogénito de la creación, sigue inmediatamente después: "porque en él han sido creadas todas las cosas." Del mismo modo es llamado el primogénito de entre los muertos, porque en él todos resucitaremos. En el versículo 15, Cristo es presentado como el origen de la creación material; en el versículo 18, como el origen de la nueva creación espiritual que él obra en sus redimidos. En él debemos buscar todas las cosas: la vida, la salvación y a él debe ser sujeto todo" (Bonnet-Schroeder).

Por tanto, la idea básica predominante de estos textos es que Cristo es el preeminente de la creación; o sea: El es sobre toda la creación: "de quienes son los patriarcas, y de los cuales según la carne, vino Cristo, el cual el Dios sobre todo las cosas, bendito por los siglos. Amén" (Romanos 9:5).

El gran exegeta J. B. Lightfoot, en Paul's Epistles to the Colossians and to Philemon, Zondervan's Publishing House, pág. 147, ha escrito: "El primogénito de Dios es el regidor natural, el cabeza reconocida de la casa de Dios. El derecho de primogenitura sobre todas las cosas creadas le pertenece el Mesías... En su referencia mesiánica (salmo 89:27) ésta segunda idea de soberanía predomina en la palabra prototocos (primogénito), así que desde este punto de vista "primogénito de toda creación" significaría "soberano Señor sobre toda la creación en virtud de primogenitura".

El mismo sentido de preeminencia prevalece también en Romanos 8:29, pues Cristo es nuestro Hermano mayor, y tampoco debemos pensar aquí que él fue el primero en ser redimido, por cuanto no tenía pecado. Otra vez vemos que el término "primogénito" aplicado a Jesucristo vuelve a significar que, por el hecho de que él haya asumido la naturaleza humana (Hebreos 2:14-17), ha sido constituido primogénito, el primero, entre muchos hermanos (es decir: entre sus redimidos tomados de esta misma raza de cuya naturaleza él ha querido participar) en el sentido de ser Él su máxima autoridad y su señor soberano (Hebreos 1:6).

Es muy revelador el hecho de que en Lucas 2:29, Hechos 4:24, Apocalipsis 6:10, Dios es nombrado con el título de "Déspota", que significa: amo, dueño, Señor soberano absoluto. Y esto excluye a cualquier otro regente. Como soberano absoluto, Dios no puede compartir su soberanía con nadie. Y, sin embargo, Cristo es designado también con el mismo título de "déspota": 2ª Pedro 2:1, Judas 4. Entonces ¿cuantos soberanos absolutos hay?

También en Hebreos 12:23 vemos que todos los creyentes redimidos, cuyos nombres están escritos en el libro de la vida, son llamados "los primogénitos", porque son los más privilegiados de todos los seres, puesto que están alistados en los cielos".

Jehová es llamado también "Primogénito"
"Entre los judíos, "Primogénito" llegó a utilizarse para designar a Dios mismo. A Jehová se le llamó "el primogénito del mundo". R. Bechai, en Pent.124.4, hablando de Dios, el Padre, dice: "Quien es primogenitus mundi"; y en Pent. 74.4, el gran rabino cambia el sentido de Exodo (versículos 13:2), de modo que Dios se llama "primogénito" a Sí mismo (Lightfoot, Colossians, Macmillan, 1886, pág.148). El título indicaba que Él era antes de toda criatura y toda creación, que Él las hizo y que Él poseía toda la autoridad y toda la dignidad de la primogenitura. ¡Pero nadie (ni los testigos de Jehová) dirá que Dios el Padre también es una criatura! Esto refleja el significado corriente de la expresión "el primogénito de toda criatura" en una forma tan final que es absolutamente imposible inferir de ella que Cristo es una criatura; más bien es necesario concluir que Él es Dios" (J. Stam, Pensamiento Cristiano, Buenos Aires,1957, págs. 169 y 170).

Finalmente, permítaseme exponer una última consideración que puede interesar a los testigos: en el griego existe la palabra "protoktistos" que significa "la primera cosa creada". Y este vocablo se hubiera usado aquí si el inspirado escritor hubiese querido indicar que Cristo fue la primera cosa creada, y no "el Ser superior a todo lo creado".

9 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ayudó este artículo? ¿Qué opinas?